Vamos a abrir los ojos…

Vamos a abrir los ojos a este mundo.

Vamos a empapar nuestro espíritu de belleza.

Vamos a subir escalones en destino al cielo; y vamos a llorar, no en el final, sino en cada uno de ellos.

Lloraremos porque la hermosura duele.

Lloraremos porque el amor duele.

Lloraremos intentando averiguar dónde termina todo.

Lloraremos buscando un sentido a nuestro pálpito en medio de este tremendo universo.

Pero lloremos por ansiar la vida, por ese pájaro que nos canta, por ese cabello danzando con el viento, por esa nube que hoy esconde el sol.

Lloremos porque la preciosidad que tenemos atravesándonos las pupilas nos estremezca el corazón en cada respiración que jamás volverá a repetirse.